Pontificia Universidad Católica de Chile
Avda. Libertador Bernardo O'Higgins 340
Santiago, Chile
http://www.uc.cl

 

Tecnológico de Monterrey - México
Avda. Eugenio Garza Sada No. 2501 Sur, Colonia Tecnológico C.P. 64849.
Monterrey, NL, México.
http://tec.mx/es

Universidad de los Andes - Colombia
Carrera 1 No. 118ª-12. C.P. 111711
Bogotá, Colombia
https://uniandes.edu.co/

Universidad del Pacífico - Perú
Avda. Gral. Salaverry 2020, Jesús María 15072 - Perú.
http://www.up.edu.pe/

Comex dice “Sí”: Costa Rica debe estar en Alianza del Pacífico

10  de Noviembre de 2019

De manera sorpresiva, después de un extenso silencio que abarcó todo el gobierno pasado y lo que va del actual, el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) se pronunció a favor de que Costa Rica sea miembro pleno de la Alianza del Pacífico (ADP) el bloque político-comercial más sólido de América Latina, el cual integran México, Colombia, Perú y Chile.

La ministra de Comercio Exterior (Comex), Diaylá Jiménez, reconoció que ella y su equipo de trabajo ven necesario que Costa Rica ingrese al grupo.

Sin embargo, la jerarca pareciera enfrentar un dilema, pues aseguró que aunque el presidente Carlos Alvarado no se ha cerrado a la idea de iniciar de nuevo el proceso de incorporación, persiste dentro del Gabinete una resistencia a que el país dé el paso, sobre todo porque el Partido Acción Ciudadana (PAC) se comprometió a salvaguardar a ciertos sectores productivos costarricenses. La figura más opuesta a la incorporación a la Alianza es el ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Renato Alvarado, reconoció Jiménez.

“El ministro del Agricultura y Ganadería, Renato Alvarado, tiene una postura sobre este tema que se sustenta en una visión distinta a la que tenemos en COMEX. Es algo normal y natural en un gobierno de unidad nacional como el actual. Por el momento, hemos concentrado nuestros esfuerzos en trabajar en lo que vemos desde una misma perspectiva”, explicó.

Y así sustentó su posición: “Al liderar Comex, pienso que es lo mejor estratégicamente para el país entrar a la Alianza del Pacífico. Y yo lo he dicho abiertamente en el Consejo de Gobierno y al presidente. Yo pienso que es lo mejor y todo mundo sabe que Comex, como institucionalidad, ha pensado a lo largo de los años que es mejor seguir abriéndose al mundo y lograr negociaciones que sean exitosas”, afirmó la ministra de Comercio Exterior a este diario digital.

Lo hizo después de que el martes de la semana pasada tocara el tema durante un foro al que asistieron líderes industriales de los países miembros de la Alianza. Esa fue la primera ocasión en más de cuatro años en que una autoridad costarricense se manifestó abiertamente a favor sobre la integración a la ADP.

A pesar del abandono en el que cayó el proceso de adhesión, que venía caminando a paso acelerado durante la administación de Laura Chinchilla Miranda (2010-2014), Comex puntualizó que Costa Rica no ha renunciado a su estatus de Estado observador candidato en la ADP, que es la condición que ostenta desde antes de la firma de la Declaración de la Cumbre Ministerial de Cartagena en febrero del 2014, en la que participó la entonces mandataria.

"Si" todavía es tímido

A pesar de la declaración de intenciones de Comex a favor del ingreso a la ADP, los que respaldan esa decisión todavía no tienen motivos para echar las campanas al vuelo. La ministra dijo que hay dos factores que impiden que por ahora el Gobierno le dé alguna prioridad al tema. Ni siquiera hay una fecha tentativa para iniciar el proceso de consulta con los sectores nacionales.

El primer elemento es la recarga de trabajo que tiene Comex en este momento, con temas el proceso de incorporación de Costa Rica como socio de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), la negociación de un nuevo acuerdo comercial con el Reino Unido al haber decidido ese país abandonar la Unión Europea, bloque con el que Costa Rica tiene un tratado comercial vigente, la modernización del Tratado de Libre Comercio con Chile, la implementación del TLC con Corea del Sur, entre otros asuntos que el Gobierno considera más urgentes.

La segunda piedra en el camino de la negociación para entrar a la Alianza es que el Gobierno se siente en la obligación de iniciar un “amplio proceso de consultas” con los dirigentes de los sectores agrícola y el industrial alimentario, con los que el gobierno de Luis Guillermo Solís se comprometió a no enfilarse a la ADP por sus temores acerca de los perjuicios que les podría traer la eliminación del cien por ciento de los aranceles—como lo ordena el pacto entre los miembros de la Alianza—a la entrada de productos colombianos de esas áreas.

Nuestra economía se parece a la colombiana y los sectores agrícola e industrial tienen sensibilidades y quisieran tener una protección que ya existe en el TLC entre Costa Rica y Colombia y que al empezar a negociar con la Alianza del Pacífico sería difícil equiparar”, enfatizó la ministra.

La jerarca de Comex aseguró que no se debe creer que la lejanía del gobierno anterior y el actual con la idea de matricularse con la ADP se debe a motivos estrictamente ideológicos y pidió comprender que antes el país debe garantizar el fortalecimiento del marco institucional en áreas productivas como la agricultura, la pesca y la ganadería.

Esto, según ella, porque Costa Rica tiene un sistema en el que es difícil para el productor conseguir permisos para nuevos agroquímicos, para excavar nuevos pozos de agua y donde la inversión extranjera directa no ve al agro como un nicho atractivo.

“Yo estoy convencida de que nosotros deberíamos hacerlo (ese fortalecimiento institucional que proteja al productor nacional) al mismo tiempo que negociamos la apertura a nuevos mercados. Esa es la diferencia básicamente”, concretó Jiménez.

¿La pieza que falta en el motor de alicaída economía?

Durante una entrevista con CRHoy.com, el economista Eli Feinzaig señaló que el ingreso a la Alianza del Pacífico podría contribuir a acelerar el ritmo de la economía—es descenso desde hace varios meses—pues las pequeñas y medianas empresas costarricenses tienen mayores oportunidades de colocar sus productos en los mercados latinoamericanos que en el estadounidense, mucho más riguroso en términos de calidad.

Según el economista liberal, ese aumento de la demanda provocaría el deseado crecimiento económico y como consecuencia traería la reducción del desempleo, que se encuentra en niveles históricos de un 12%.

La ministra de Comercio Exterior comparte la lectura de Feinzaig de que la profundización, fortalecimiento y ampliación de la plataformas de acuerdos comerciales crearía resiliencia y amortiguaría los impactos de las coyunturas y ciclos económicos internacionales. Empero, reiteró que aún no están dadas las condiciones para que se dé el ingreso a la ADP.

La Alianza del Pacífico nació en el 2011 como una iniciativa económica de desarrollo. Desde el inicio la han integrado México, Colombia, Perú y Chile. Uno de sus principales mercados es la región Asia-Pacífico, a la que también apuntan las estrategias de Comex.

Hoy el bloque constituye la octava economía del mundo y la octava fuerza exportadora a nivel global. Las cuatro economías juntas representan el 37% del producto interno bruto (PIB) de América Latina y el Caribe, concentra el 52% del total del comercio de la región y el 45% de la inversión extranjera directa (IED).

Entre los cuatro países miembros tienen una población de 225 millones de personas que tienen un PIB per cápita promedio de $18.000.

Fuente: CrHoy